signos de descomposicion

Signos de descomposición

Reina Rofeé, Prima Littera Nº 2, ’97

Hay en Signos de descomposición una nutrida gama de niveles que favorecen una interpretación plural y hacen apetecible su lectura. Se trata de una novela que rompe con las convenciones narrativas para abismarse en un juego desestabilizador que explora en las capas profundas de la interioridad individual mediante la subversión de los valores.

Juan Bonilla, La Esfera de “El Mundo”, junio, ’98

Norberto Romero es un buen retratista de atmósferas inquietantes y personajes angustiados. Su novela Signos de descomposición desasosegará al más pintado: es un obsesivo relato de terror minucioso. Las facultades del autor le permiten no tener que recurrir a más truculencias que las precisas.

Guzmán Urrero, Cuadernos Hispanoamericanos, enero, ’97

Las más notables cualidades de esta novela tienen que ver con su coherente y eficaz modo de exteriorizar el desahogo de un ser atormentado, furtivo, pero por encima de todo con la construcción de una atmósfera extraña y cautivante.Con estos Signos de descomposición, Romero prueba ser un narrador de calidad, a quien habrá que seguir con interés en sus futuras creaciones.